El algodón orgánico beneficia a tu salud

¿Sabías que se usan pesticidas para cultivar el algodón que pueden ser nocivos para tu cuerpo? El algodón orgánico está libre de tóxicos que perjudican tu salud.

Un informe acerca de “Los efectos potenciales para la salud de los productos químicos tóxicos en los productos para el cuidado femenino” por Alexandra Scranton para Women´s Voices for the Earth indica que “los resultados de las pruebas en los tampones indican las dioxinas, los furanos, y los residuos de pesticidas, los cuales han sido relacionados con el cáncer, el daño reproductivo y la alteración endocrina. Los tampones contaminados con estos productos químicos mantienen contacto con el tejido vaginal por horas a la vez por varios días cada mes por las mujeres que los usan”.

Adicionalmente, el uso de plásticos para envolver o en los aplicadores de tampones, no ayudan con el crecimiento del consumo y desecho de este material que tarda en degradarse más de mil años.

Diferencias entre el algodón convencional y el algodón orgánico

El algodón es una fibra de origen natural que está presente en nuestra vida cotidiana, pero apenas conocemos todo lo que hay detrás del cultivo algodón.

En general, para el cultivo del algodón convencional se utiliza más del 10% de los pesticidas y más del 25%  de los insecticidas que se consumen en el mundo. Y no existe ninguna evidencia de que estos productos químicos sean eliminados del algodón antes de su consumo.

Sin embargo, el algodón orgánico o ecológico no permite el uso de fertilizantes químicos, herbicidas ni pesticidas sintéticos durante el proceso de su cultivo. Para que la producción de algodón se considere como orgánico o ecológico tiene que estar certificada por organismos independientes siguiendo las normas y disposiciones vigentes.

El objetivo de la agricultura orgánica es hacer un uso óptimo y sostenible de los recursos naturales locales sin usar químicos tóxicos ni semillas modificadas genéticamente. No obstante, pueden utilizar productos ecológicos para optimizar la producción.

En el cultivo de algodón orgánico, se utilizan prácticas ancestrales como la rotación de cultivos o abonos orgánicos en vez de fertilizantes artificiales. Hasta los métodos para el control de plagas es cien por cien natural, con el uso de insectos. La recolecta a mano del cultivo evita el uso de herbicidas químicos con el que rocían las plantas para que las hojas caigan. Durante la transformación del algodón orgánico, no se usan tintes ni químicos como el cloro para blanquear.

Contribuyendo al uso del algodón orgánico, se garantiza una mejora de la calidad de vida de las personas que trabajan en esos cultivos y aseguramos que los agricultores no estén expuestos a la inhalación y al contacto con productos altamente tóxicos. Y, sobre todo, no contaminamos los suelos con químicos perjudiciales para el medio ambiente y el Planeta.

Tampones de algodón orgánico My Vagy

¿Por qué es mejor el algodón orgánico en tus tampones y compresas?

  • Porque son productos hipoalergénicos: atenúa y ayuda a prevenir los riesgos de irritaciones, infecciones y alergias.
  • Porque no altera la acidez natural de la mucosa vaginal.
  • Porque garantiza un nivel óptimo de humedad en tu zona íntima.
  • Porque absorbe con fibras naturales.
  • Porque garantizas que tu cuerpo no absorba residuos de pesticidas ni herbicidas.
  • Porque no contienen perfumes ni materiales súper absorbentes.
  • Porque son libres de plásticos al 100%.

El uso de tampones y compresas de algodón orgánico beneficia a tu salud y al del Planeta.


    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.